Una divertida clase de Yoga en Familia en la que se trabajó el encuentro en un ambiente relajado y diferente, disfrutaron más de 30 niños y adultos que este domingo en la mañana se incorporaron a la doble jornada de este deporte de bajo impacto, realizado en el Parque Cultural Social Villa Teola.

Maritza Henríquez,  instructora encargada de la actividad dijo que el yoga familiar ayuda a querernos más a nosotros y a quienes nos rodean y en esta oportunidad buscó que los participantes manifestaran las emociones.

“Esta práctica, además de los beneficios que tiene en sí, favorece la creatividad, espontaneidad y la comunicación emocional que hoy día es muy difícil encontrar entre los integrantes de la familia”, dijo Henríquez.

Destacó que “esta actividad es un forma excelente de tener momentos de encuentro con los tuyos, pues ayuda a reforzar el vínculo afectivo y a aprender a comunicarnos de una manera diferente”.

La ocasión fue propicia para realizar ejercicios de respiración, concentración y hasta compartir, pues en grupos familiares encontraron bienestar tanto en el cuerpo como en la mente.

La pequeña Samara Castillo junto a su madre Gloria, disfrutaron de la yoga acrobática en la que pusieron de manifiesto su capacidad de concentración y la capacidad de estar en el momento presente.

“Este aprendizaje es muy útil realizarlo desde pequeños para saber mantener el control en las distintas situaciones en cualquier momento de la vida”, dijo Henríquez.

Por su parte Alejandro Sequera, coordinador del Parque Cultural manifestó que esta actividad forma parte del programa “Los Domingos en el Villa”, la cual se concretó con el apoyo de diversas personas que cada domingo brindan a sus visitantes diferentes actividades.

Invitó a quienes quieran participar en las clases de yoga, acudir de martes a jueves a las 8am y 4 pm y los domingos a las 9:30 am.

¡Comparte!

Yoga Familiar en Villa Teola permitió el balance entre el cuerpo y la mente